Luciopercas a Tres Bandas

Luciopercas a Tres Bandas

David nos visitaba una vez más – y con esta ya iban unas cuantas durante el último año – esta vez escoltado por su padre Santos y su inseparable compañero Andrés. El objetivo en esta ocasión iban a ser las luciopercas y el principal reto era que los dos últimos, sumaran esta especie a su casillero, ya que hasta ese momento nunca las habían pescado.

Durante los entrenamientos previos había descubierto un par de zonas con potencial. No tenían una densidad muy alta de peces pero tenía bastante confianza en un patrón en concreto y en que esos peces seguirían estando en el área próxima, incluso con un poco de suerte, más peces fueran entrando en los aledaños.

El día comenzaba con unas condiciones favorables para que las luciopercas comieran y analizando un poco las condiciones, realizamos el primer desplazamiento hacia una de las zonas que más confianza le tenía. Un par de horas después, en el barco flotaban las risas y el aire se empapaba de la adrenalina sobrante. Entre picadas fallidas, aciertos y algún pez perdido en la lucha – que siempre sirven para aprender y pulir detalles técnicos y de ejecución en acción de pesca -, los tres mosqueteros ya habían subido un buen puñado de luciopercas al barco – con algún pez de calidad incluido – y todos habían tocado escama. Parecía que todo iba rodado hasta que el pico de actividad claro del que habíamos disfrutado se terminó. Tocaba empezar otra vez de nuevo.

pesca de luciopercas

Santos disfrutando a lo grande con sus primeras luciopercas.

Después de unas tres horas improductivas, eso sí, con una buena comilona de por medio, conversaciones de esas que enriquecen y hacen mejor cualquier día de pesca y, todo hay que decirlo,  con los ánimos un poco bajos en alguno de los tripulantes, volvimos a dar con los peces y con pequeños ajustes, fuimos encontrando “la tecla”. El amago de siesta para los más remolones había terminado. Las picadas se iban produciendo de manera intermitente y de vez en cuando, venían intervalos llenos de acción en los que estos palentinos de pro, lograban hacerse entre otros, con varios dobletes incluso con un triplete, logrando así, redondear el día de la mejor de las maneras.

pesca de luciopercas

Sobran las palabras cuando ves tantas cosas en esas caras.

De nuevo, una gran satisfacción por poder transmitir y mostrar algunos aspectos sobre la pesca de esta especie, a veces tan peculiar y desconcertante y por poder ver a tan buena gente disfrutar como enanos de una jornada que según ellos, la recordarían siempre.

Cuando las cosas salen cómo deseas y todo el trabajo previo – a veces sufrido y exigente – se traduce en jornadas llenas de emoción y alegrías para mis compañeros de batallas, las sensaciones que recorren todo tu cuerpo, simplemente, no se pueden comparar.

Una vez más, David, Andrés, Santos, gracias por permitir cerrar el círculo.

– Algunas fotos del día –

2019-05-13T19:07:12+00:00 16/05/2019|Crónicas, Lucioperca|