Como Pescar Lucios Gigantes

Como Pescar Lucios Gigantes

Tras una primera etapa en la que hemos dado prioridad a conocer con la mayor precisión posible, el entorno, los diferentes elementos o factores relevantes y en base a ellos, hemos seleccionado un número determinado de zonas con potencial para albergar el tipo de pez que vamos buscando, ha llegado el momento de desenfundar las cañas y seleccionar un abanico amplio y variado de señuelos; el objetivo principal, lograr dar nuestra mejor versión en cada lance que realicemos. Lo más difícil ya está hecho, ahora es el momento de demostrarnos a nosotros mismos que estamos preparados y que podemos lograrlo.

como pescar lucios gigantes

Después de mucho trabajo sucio, ha llegado el momento de ir a por la recompensa.

Estrategias a seguir. ¿Cubrir la mayor cantidad de agua posible buscando peces activos o centrarnos en un área concreta y pescarla a conciencia? Esos serían los dos extremos que podríamos desarrollar básicamente, aunque en muchos casos, la clave del éxito radicará en intercalar ambas fórmulas en los instantes determinantes.

A nivel global, hasta que no tengamos zonas de garantías que alberguen peces con seguridad, mover mucha agua nos va a dar más opciones para descubrir algún santuario dónde la densidad de peces sea muy superior a la media. Una vez localizado uno de estos enclaves toca aminorar la marcha y pescarla a conciencia y sin prisas.

Recuerda que no buscamos números, el objetivo es levantar algún ejemplar especial, y estos, en la mayoría de los escenarios, no abundan. Por lo tanto, cuando hemos logrado localizar una zona que nos ha dado evidencias de esconder exactamente lo que buscamos, no es momento para perder el tiempo en seguir investigando por si encontráramos algo mejor. Si después de un buen puñado de horas o alguna jornada sin actividad, los resultados están por debajo de las expectativas iniciales, entonces sí que podemos plantearnos un cambio de ubicación pero antes debemos de tener la seguridad de que no dejamos atrás una mina de oro sin picar después de haberla encontrado.

como pescar lucios gigantes

Ahora es el momento de aprovechar todo lo aprendido anteriormente y centrarnos en los puntos marcados como «especiales».

Detalles decisivos, controla todo lo que dependa de ti. Hay muchos factores que los pescadores no podemos controlar pero los que dependen de nosotros nunca los debemos de descuidar, mucho más aún cuando vamos en busca de un gran lucio. Cada uno de los elementos de nuestro equipo debe de ser revisado regularmente y nos tiene que transmitir absoluta confianza. Todo tiene que estar perfecto cuando estemos en acción de pesca, si existe la menor duda de que esto no es así, es mucho mejor parar y empezar de nuevo y cuando digo todo, no solo me refiero al equipo.

El aspecto mental, desde mi punto de vista, es incluso más determinante. No te permitas pescar sin estar concentrado. Descansa si no piensas que el siguiente lance puede ser el bueno. Nunca dejes de creer en lo que estás haciendo y si en el peor de los casos, así lo sientes, para, tómate un respiro y sólo cuando te vuelvas a sentir preparado, vuelve a la carga con fuerzas renovadas.

como pescar lucios gigantes

No juegues al azar, menos en estos momentos; todo lo que depende de nosotros debe estar siempre perfecto.

Un instante, una picada, una sola acción, es la que te separa de la gloria y cuando llegue esa oportunidad que tanto has deseado, debes de ejecutar todos los pasos a la perfección y el equipo no puede tener fisura alguna. Si no lo haces, si después de todo el tiempo y trabajo invertido para que llegara ese momento, todo se tuerce por un error absurdo que dependía de ti y en tu mano estaba el poder paliarlo, el peso que tendrás que soportar será muy grande y en no pocos casos será capaz de hundirte en lo más profundo.

2019-01-14T12:23:34+00:00 26/02/2019|Articulos, Lucio|